Ritmo de susurro

Un día nunca es suficientemente nuevo como para dejar de escuchar canciones viejas… 
Me encanta escuchar música, me encanta bailar y danzar entre el eco de la sala, es como liberar la mente de tantas cosas, darle vacaciones entre tanto trabajo de insistencia contra su labor…

Las letras e incluso el ritmo se queda en tu mente y revolotean todo el día, es normal, la mente y sus jugarretas, de venganza, quizá, hoy es el primer día de muchos que no pienso en nadie, en nada, hasta que toqué la cama y quise acostarme, sin música, ritmo ni letra que acampara en su tiendita dentro de mi mente, nada, nadie, vacía por completo, hasta que el silencio me hizo acordarme de ti, de nuevo, como todos los montones de días anteriores… ¿El trabajo, qué lo hice? La mente se tomó en serio lo de no salir de vacaciones aún.

Así como la música…
Así como las letras…
Así como el ritmo…

Hay gente que se queda en nuestro pensamiento y en nuestro ser, aunque no se quede en nuestra vida.

La mente o el corazón, lo visiten de vez en cuando. Cuando la mente quiera irse de vacaciones, le quite la tienda prestada para que acampemos él y yo entre los recuerdos…

¿Quién sabe? Creo que el corazón sabe pero no ha vuelto de vacaciones, tal vez me lo diga, tal vez no.

Anuncios

2 comentarios en “Ritmo de susurro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s