Coartadas nocturnas

Las coartadas de los pensamientos para escabullirse en la mente a ciertas horas, volviéndose sonidos rutinarios, como cualquier otro, intenso como los colores de las flores que nacen en pleno verano sabiendo que su período de vida va a ser corto por nacer en tal época del año…

 

Viendo las nubes moverse, desprenderse y juntarse de nuevo, siendo esclavas del viento, no son dueñas de su deseo de estar, de existir, ni de parar, ni de seguir, sólo están ahí, en un cielo que puede ser su- “yo”. Que de cierta forma el pensamiento junte la rutina de la tierra con la del cielo ¿Hay diferencia alguna? Libertad.

 

La esencia de las primeras cosas, se dice que es la mejor, el amanecer, el primer lloriqueo de un bebé, la primera mirada de alguien que se convierte en aroma fresco para las mariposas que llegan de improviso a retorcer lo que llevas en la cabeza cuando se suponía que sólo eran capullos… Las primeras sensaciones, no son tan ciertas.

 

Después de todo tu cabeza se convierte en un horno que quema los pensamientos cada vez que quieres empezar de nuevo, como cuando vienes de alguna parte y cambias de canal en la vía porque hay una situación en tu misma dirección, tan lento y tan difícil a la vez, cambiar de parecer… <<jamás hubiese escogido esta vía ¿me devuelvo? ¿me cambio de canal y sigo adelante? Pronto llegaré a mi destino, sea por esta o por otra vía, tarde o temprano estaré ahí, si me devuelvo sólo sé que llegaré tarde>>.

Dicen que los mejores pensamientos no se  olvidan, yo digo que los mejores pensamientos son los que tienes durante las noches de insomnio, a quiénes ocasionan pensar así, o a quiénes ocasionan tener insomnio o… simplemente los mejores pensamientos son los que tocan la puerta de tu mente, durante un día entero, no pidiendo que lo dejes entrar sino suplicando poder salir a hacer algo estúpido que probablemente sea lo más inteligente pero sí, definitivamente sí, sea lo mejor.

 

Hacer una lista con los nombres de tus noches, con el último pensamiento que se vaya antes de que El sueño llegue y acumularlos hasta saber quién más toques a tu puerta haya dado es quien vive dentro de ti, es tu decisión abrir la puerta y dejarlo ir, o ser feliz con él dentro y seguir pensándolo por el resto de tus noches.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s